La importancia de la datificación del talento: People Analytics

El debate sobre cómo medir la contribución del área de Recursos Humanos a la empresa y cómo cuantificar elementos que a priori no parecen ser cuantificables, se ha tratado en los últimos años desde diversos ángulos.


La “ciencia de datos” aplicada a los Recursos Humanos se remonta a principios del siglo XX cuando Fredrick Taylor, un ingeniero mecánico, estudió el desempeño laboral de los colaboradores de la industria del acero. Taylor estableció que la productividad de los colaboradores no dependía únicamente de su fuerza física, sino que intervenían otros factores de tipo psicológico, como la memoria y la capacidad de concentración.


En 2006, Google definió la actividad analítica centrada en las personas de la organización como People Analytics, la cual se desarrollaba en su área de People Operations. Desde entonces, los responsables de la gestión de personas han recopilado gran cantidad de datos, cada vez más, sobre sus colaboradores: personales, salariales, de compromiso y formación.
Sin embargo, según un estudio llevado a cabo por Deloitte , solo el 6% de las áreas de RR.HH. cree que son “excelentes” efectuando el análisis de estos datos y, por el contrario, el 60% reconoce que tiene un gran desafío por delante.
La aplicación de la analítica en RRHH, People Analytics, permite una mejor gestión y conocimiento de los empleados y un incremento de su productividad y bienestar, repercutiendo positivamente en los resultados de las compañías. Además, el análisis de los datos de las personas permite aprender sobre ellas.

¿Qué es People Analytics?

Es un método de investigación basado en datos con el objetivo de estudiar a las personas que forman parte de una empresa, de manera que al analizar los datos se puede llegar a conclusiones objetivas, válidas y fiables para la toma de decisiones dentro de la organización, generando la oportunidad de conocer o predecir circunstancias favorables o no para ésta en el futuro.

People Analytics basa su estrategia de recolección en dos conceptos: Big Data y Business Inteligence. Big Data nos permite la organización de datos complejos que con metodologías convencionales no sería posible. Business Inteligence es el proceso que, a partir de la Big Data, filtra la información útil, de calidad y realmente que aporta valor, con un análisis de conceptos y variables en relación con la información recolectada.

Sus beneficios son claros:

Mejora la gestión de personas a partir de datos reales y no de suposiciones.
Permite el seguimiento de decisiones estratégicas que se toman para saber si funcionan o no.
Descubre áreas de mejora y crecimiento, potenciando el desarrollo de la empresa.
Permite dedicar el tiempo a tareas importantes y de mayor valor.
Reduce costos (tiempo y dinero).
Mejorar el bienestar y satisfacción de los empleados.

La implementación de los datos entregados por People Analytics ha permitido que las áreas de Recursos Humanos se transformen en verdaderos socios estratégicos en la dirección de una empresa.

Otras entradas que te podrían interesar

es_CL